Cómo contar las inversiones realizadas en EE.UU. para la Residencia Permanente.

La visa de inmigrante EB-5 es una visa que permite hacerse residente permanente si invierte 1 millón de dólares (o 500k en ciertas circunstancias), y crea 10 puestos de trabajo para ciudadanos o residentes de los Estados Unidos. (Algún otro día hablaremos de lo que significa “10 puestos de trabajo”. Hoy quiero hablar sobre cómo contar la cantidad de 1 millón cuando ya ha invertido el dinero en los Estados Unidos). Cuando ya se han invertido fondos, hay mucha confusión en cuanto a lo que cuenta y lo que no.

Continue leyendo abajo

   Screen Shot 2017-07-27 at 8.05.44 PM

Para el lector laico puede parecer simple. 1 millón es 1 millón. Sin embargo; como la mayoría de las cosas de en el mundo legal, no lo es. 1 millón podría no ser 1 millón.

Pongamos un ejemplo para hacerlo más gráfico.

Digamos que Juan quiere obtener la residencia permanente a través del programa de inversión de $1 Millon. Juan ha estado en los Estados Unidos por 3 años (bajo otro status, en este caso una visa de negocios E2). Cuando vino por primera vez a los Estados Unidos invirtió $50.000. Debido a que es tan hábil multiplicó los $50.000, y con sólo esos $50.000 generó otros $950.000 en ganancias para su empresa. (Este ejemplo es poco probable, pero nos ayuda a explicar la situación de la inversión del Millón).

En nuestro ejemplo, Juan sólo puede usar los $950.000 generados por el negocio sólo si esos $950.000 le fueron pagados por su empresa como ganancias y si paga los impuestos correspondientes a ese monto. Una vez que el dinero pasa a él y paga los impuestos, es ahí cuando ese dinero puede contar como parte de la inversión del millón para una visa EB5 de Residencia Permanente. La razón (aunque no haga sentido desde el punto de vista del negocio, ya que la mayoría de los negocios mantienen las ganancias en la empresa o re-invierten en la misma empresa) es que los reglamentos de visas EB-5 hablan de “inversionista extranjero.” Es decir, el gobierno quiere que el dinero sea “extranjero” y que provenga de un “inversionista,” ósea, un ser humano. Es por ello que el dinero debe pasar primero a Juan para que pueda ser contado como parte de la inversión.

En nuestro ejemplo, si asumimos una tasa de impuesto del 30%, Juan sólo podría invertir $665.000 de los $950.000 (debido a que los impuestos serian $285.000). Este escenario es poco probable, ya que generalmente las empresas tienen socios y si, por ejemplo, Juan era un propietario del 50% entonces sólo podríamos contar el dinero que le pertenece, es decir: el 50% de los $665.000 o $332.500.

Las visas EB-5 (residencia permanente) son complicadas. Todo comienza de manera sencilla: invierte $1 millón y crea 10 puestos de trabajo. Pero, tal como podemos apreciar está muy lejos de ser algo simple.

Para obtener más información sobre visas de inversionista, contáctenos al 305-570-2208 o envíe un correo electrónico a eayala@ayalalawpa.com.

Leave a Reply